Regreso


Navego
mar adentro de mis pensamientos
Náufrago
en mi propia isla
de pasados sin presente
Ausente
me retiro a mi silencio
acompañado tan solo
del estruendo mañanero
me calzo mis mejores ilusiones
y salgo a recorrer el mundo
desde dos ventanas rosadas
por donde se cuela el cielo
y por las cuatro calles
donde como ríos
se desliza el viento
Regreso
sin haberme marchado
un gato me espía
desde el balcón incierto de una rama
esperando que el árbol
leve sus anclas
y se escape para siempre
de azul en azul
de parque en parque.
Nunca
sabré si ella todavía me ama,
pero qué le hace
siempre que el jilguero
descubra con su pico la mañana…

Posted in Poemétrica | Leave a comment

Llenándome de luna

¿dónde termina el amor
y comienza el dolor?

¿de qué color es la oscuridad
de aquellos que no pueden ver
el sufrimiento ajeno?

¿hasta qué ultrajado mar
llegan los ríos de maldad?

¿operan en Colombia
los mismos sicarios
que mataron a Cristo?

¿por cuánto tiempo
se puede esconder la realidad
tras los cristales tintados
de titulares inventados
para mantenernos oprimidos
y enajenados?

¿pueden ver los ciegos
lo que los videntes
se niegan a ver
aunque lo tengan al frente?

¿hay otra palabra
que quiera decir “amor”
pero que esté completa?

¿si extiendo mi mano
para ayudarte a cruzar el abismo
me cortarás los dedos
cuando empiece el cataclismo?

¿se puede amar
sin ser heridos
ser compasivos
sin ser agredidos
decir la verdad
sin ser perseguidos
cortar una flor
sin secar el sol?

No lo sé,
solo sé que
en esta noche de luna llena
estaré llenándome de luna…

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Disfrazados de nostalgia

agujas en la piel
sanando el alma
punzando el corazón
para que entre por ahí
el sol de la mañana
gotas de rocío
que resbalan
por los lagos inciertos
de una mirada
destellos de luna
saboreando el café
de madrugada
el espacio finito
del ser
se extiende
hasta la estrella
más lejana
somos cosmos
disfrazado de nostalgia…


Posted in Poemétrica | Leave a comment

Amor de cascabel

amor

hasta el final de la escalera

donde termina el viento

y empieza la primavera

amor de carrusel

que gira

buscando en el cielo

la octava maravilla

amor que corta

con sus afilados pétalos

que incendia

con sus colores magnéticos

amor de tierra

de lluvia fresca

que se desliza por la piel

que muerde como culebra

amor de cascabel

de esquina a esquina

donde el corazón

se exhibe abierto

en su vitrina

amor que destila

gotas de miel

entre las hieles de la vida

amor tatuado

con el cuchillo afilado

que nos abre el pecho

amor sin golondrinas

ni mariposas creativas

amor destructivo y sencillo

que te lleva al cielo

por el pasillo tierno

que conduce al infierno…

Posted in Poesiología | 1 Comment

Murmurada por el viento

Cuando escucho esa voz

resuenan en mí

campanas de cristal

no quisiera ocultar

esa emoción

es como una ola

que te moja los pies

y te hace navegar todo el mar

entre caracolas y arena

hay una voz que palpita

al ritmo del universo

con una sensación

de paz y serenidad

destellos de vida

que reflejan sentimientos

palabras flotando

como gaviotas que desafían

la soledad y el cemento

el mundo necesita escucharse

para navegar sus tiempos

para nadar en lagos de miradas

sumergirse en sus pensamientos

para resonar como aquella canción

de ese disco, redondo y negro

que a cada vuelta

soltaba una ilusión

entre el vinilo del misterio,

que todos escuchen aquella voz

que sientan por dentro

su estruendoso silencio,

mientras tanto espero

en el bosque de la vida

escuchar esa voz

murmurada por el viento…

Posted in Poemétrica | Leave a comment

Sketch para el Día Internacional del Teatro

La calor y otras plagas

Escena I

En una casa de un barrio olvidado

Él: Mira, Gervasia, es que sin luz todo parece más oscuro.

Ella: Con lo cara que está. Solo nos falta que nos cobren por abrir la ventana para dejarla entrar.

Él: ¿Estás loca? ¿Cuál ventana? Si anoche se la robaron.

Ella: Por lo menos así nos entra el fresco. ¡Sí que hace calor!

Él: Eso es lo que está entrando.

Ella: ¿El fresco?

Él: ¡No, la calor!

Ella: Anacleto, te he dicho mil veces que no se dice así.

Él: ¿Entonces qué quieres que diga?

Ella: Di lo que te dé la gana. ¿Ya comimos?

Él: ¿Comimos? ¡Nos dimos un banquete de pescado, cerdo y mondongo!

Ella: Pedazo de zoquete, vos sabés que no hemos comido nada. Para que te inventás esa comida, ¿para darme más hambre?

Él: Dijiste que dijera lo que me diera la gana, y me dio por decir que habíamos comido.

Ella: Estaba hablando de “la calor”.

Él: ¿Ves? ¡Te cogí! ¿No ves que sí se dice?

Ella: Que vos lo digás no quiere decir que se pueda decir.

Él: ¡Mentiras! Si lo acabo de decir y vos lo acabás de decir, entonces quiere decir que sí se puede decir.

Ella: ¿Qué horas serán?

Él: Si pudiera decirte tampoco te lo diría, porque al reloj se le cayeron las patas.

Ella: Las manecillas.

Él: Esas también se le cayeron.

Ella: Lo que quiero decir es que si ya es hora de dormirse.

Él: ¿Con la barriga vacía?

Ella: Vos siempre metiendo la barriga donde no la están llamando.

Él: Anoche tampoco comimos y solo pensarlo me está dando más hambre.

Ella: Pues pensá que ayer comiste lo más de bueno y asunto arreglado. No seás problemático.

Él: Buena idea. Voy a pensar eso. Pero, ¿qué pasa si la barriga no me cree?

Ella: ¿Te acordás de esa vecina gorda que teníamos en la otra casa?

Él: Cómo no me voy a acordar de ella, si me pagó para que le agrandara la puerta de la casa porque ya no podía salir.

Ella: Dijeron que se había muerto de hambre.

Él: No fregués, ¿cómo se puede morir una gorda de hambre?

Ella: Se puso a hacer dieta.

Él: Justo como nosotros. Lo único que nos faltaba, ¡morirnos de hambre en una dieta de flacos!

Ella: Mirá Anacleto, ¿no te gustaría conseguirte otro empleo?

Él: ¿Qué hay de malo con el que tengo?

Ella: Que lanzar candela por la boca en un semáforo en rojo ya no paga.

Él: Qué querés que haga, ¿que la lance cuando se ponga en verde para que me mate un carro?

Ella: Capacitate, hombre. Aprendé a hacer malabares, mima, payasadas, a caminar en la cuerda floja entre poste y poste, a comer espadas…

Él: Tú siempre con el tema de la comida. Me está dando más hambre

Ella: No me cambiés el tema. Mañana salgo a buscar trabajo.

Él: El vampiro no ha venido hace dos semanas.

Ella: ¿Estás delirando por el hambre y viendo visiones?

Él: No, me refiero al hombre que trabajaba de vampiro en el otro semáforo, no ha regresado a su parche. Ahí hay una vacante.

Ella: Tal vez consiguió empleo en un banco de sangre.

Él: Todos los bancos son de sangre, lo exprimen a uno hasta dejarlo en la calle.

Ella: “Mañana será otro día y el ayer será mañana, más ginebra compañero, que aquí no ha pasado nada”.

Él: Ahora tú estás delirando.

Ella: Estaba citando un poema.

Él: ¿Y sí llegó a la cita?

Ella: No nunca llega.

Él: Buenas noches.

Ella: Hasta mañana. Y no se te olvide cerrar la ventana.

Él: ¿Para que no entre el fresco y nos joda la calor? ¡Olvídate!

Posted in Teatrología | Leave a comment

Te espero

Te espero

en el azul maya

metido en tu nawal

como si fuera el jaguar

que te acompaña

te espero en octubre

o en febrero

a las cinco

o a las nueve

no importa si salga el sol

o si llueve

te espero para bailar en la calle

para mirarte a los ojos

y descubrir en ellos

la constelación misteriosa

de donde salieron

te espero en la noche estrellada

para compartir el canto de los grillos

el frío del desierto

el calor de tu cuerpo

te espero en mi cabaña

para que sientas

la suave brisa de mi playa

al borde de mi cama

te espero mientras mi reloj

sin manecillas da la hora

te espero en cualquier momento

al mediodía o al llegar la aurora

te espero en el lado oculto de la luna

y en el lado iluminado de tu alma

te espero en silencio, con calma

mientras por dentro

me repica una orquesta

anunciando tu llegada,

te esperaré en aquel lugar

en donde nada ni nadie tiene dueño

así te haya inventado

y solo existas en mis sueños…

Posted in Poemétrica | Leave a comment

Sonata pequeña al nacer el día

Te veo nacer al filo de la noche

entre dos amaneceres

entre dos quereres

tus labios de medianoche

se beben el rocío de las flores

que cultivo en mis lágrimas de olvido

a pesar de todo

continúo

despertando mariposas soñolientas

y helechos dormidos

me envuelvo en el perfume

que destilas

gota a gota entre tus pupilas

todo en ti es poesía

tus grandes ojos negros

tu mirada al sur de melancolía

tus labios que me besan con palabras

en idiomas desconocidos

tu fragancia a camelia recién nacida

tu perfume de coral recién ungido.

No sé si te vuelva a ver

pero por una noche he renacido…


Posted in Uncategorized | Leave a comment

Tiempos…

Tiempo de sanar, tiempo de llorar,

Tiempo de recordar,

Tiempo de atesorar,

Tiempo de compartir,

Tiempo de empezar y concluir

Tiempo de escalar la soledad,

Tiempo de descansar y refrescar,

Tiempo de reflexionar

La vida no es una urna de cristal,

Ni un camino de rosas,

Pero en ese camino

Nos encontramos con nosotros mismos,

Cada paso, ni bueno ni malo,

Ha sido el recorrido de nuestro propio sendero,

Donde nos hemos forjado, vivido, amado, llorado

Tiempo de recoger las lágrimas

Y devolverlas al mar salado

De donde un día salimos

Y al que algún día también vamos a regresar…

Posted in Poemétrica, Poesiología | Leave a comment

La corrupción es un asunto de estado

Colombia, sede de cumbre anticorrupción,

Arabia Saudita, sede de cumbre de derechos de las mujeres,

Brasil, sede de cumbre en defensa de la Amazonía

Israel, sede de cumbre de derechos de los palestinos

EE. UU., sede de cumbre del no intervencionismo

Panamá, sede de cumbre contra el lavado de dinero

Todas estas cumbres cortesía de Odebrecht y el grupo AVAL,

Sus contratistas de confianza…

Posted in Poesiología | Leave a comment