Header image  
             alianza de escritores y periodistas  
  INICIO  

                  ANTICULTURA

                ENTREVISTA "EXCLUSIVA"*

                 CON FERNANDO VALLEJO: LA

        COLOMBIANIDAD ES LA PODREDUMBRE

                              DEL ALMA

         

*Esta es una entrevista tan "exlclusiva" que ni el entrevistado mismo estuvo presente, ¡disfrútenla!

“Recuerden cada día al levantarse la fealdad de país donde viven, que están rodeados de atracadores y no de vecinos, (...) que sus madres seguramente si no trabajaron de putas les pusieron los cuernos al marido..."

P) Maestro, si usted pudiera reencarnar, ¿en qué animal le gustaría hacerlo?

FV) Me gustaría ser pingüino, porque los pingüinos no tienen esa moral estúpida del ser humano. Un pingüino macho copula con cualquier pingüino, así esté muerto, el sexo no es para la procreación sino para la diversión…

P) ¿Así el muerto no se divierta?

FV) Yo me divierto por el muerto, que da lo mismo.

P) Una pregunta que pocos le hacen, ¿por qué es usted homosexual?

FV) Fue por culpa del gobierno que todo lo tenía prohibido, me prohibieron hacer cine, me prohibieron decir misa, me tocó dormir en la séptima en pijama y aprender las mañas de la calle. Después me tocó irme a México porque en este podridero ya lo miraban a uno feo si se comía a un peladito.

P) ¿Aboga usted por la pedofilia, maestro?

FV) Yo no soy el abogado de ningún Pedo, y mucho menos de su hija Filia. Cada cual tiene derecho a comerse en esta vida lo que le venga en gana. Hay gente a la que le gusta los tamales; a otros las enchiladas, yo como muchachitos, ¿y qué?

P) El mejor escritor colombiano…

FV) Por modestia no le voy a decir que soy yo, pero la verdad es que después de mí hasta García Márquez es un aprendiz de las letras. Mire ese cuento largo por el que le dieron el Nobel, Cien años de soledad. Más largo que un chorizo, más destripado que una camándula, aunque tengo que admitir para hacer justicia que no tiene errores gramaticales.

P) Usted es un gran defensor del idioma, ¿es usted el sucesor de Cuervo?

FV) Cuervo pretendía con su gramática meter el río Cauca en una totuma, yo cogí la totuma del idioma y navegué en ella por el río Cauca. Decida usted cuál de los dos es más verraco.

P) Su relación con su mamá, ¿por qué la llama “la loca“ en sus novelas?

FV) A esa vieja hijueputa no me la nombre, me prohibió masturbarme en la iglesia y tratar de copular la estatua de un Niño Jesús de Praga, de esa puta vieja loca no quiero saber nada.

P) Su relación de amor y odio con Colombia…

FV) Colombia es un cagadero, lo único que ha producido ha sido muertos, moribundos y momias. Los colombianos son unos muertos en vida que no saben ni siquiera hablar y mucho menos copular. El alma del colombiano está cagada, esa mezcla de negro con india y español produjo una subespecie que está entre el simio y la cucaracha, con la diferencia de que la cucaracha sí tiene una buena canción y es mexicana.

P) ¿Se considera usted más colombiano que mexicano?

FV) Uno es de donde vive y no de donde nació. Por accidente nací en este despeñadero donde hasta los gallinazos sobornan la carroña. Colombia no es un país sino un partido de fútbol y siempre resultamos eliminados.

P) Sus poetas favoritos…

FV) Déjeme pensar… muy pocos, Becket era un rimero y Violeta Parra una ramera, Neruda era un comunista disfrazado de poeta y si el comunismo es poesía, mi mierda es perfume.

P) Hablando de esas cosas, ¿está de acuerdo con eso que dijo un representante, paisa como usted, que ayudar al Chocó es como echarle perfume a un bollo?

FV) ¿Sólo al Chocó? Yo lo extendería a toda Colombia. Como será este país de malvado y de corrupto que la corrupción ya no es solamente legal sino obligatoria. Ayer no más me tocó sobornar a un par de hijueputas policías que me querían arrestar por comerme a un muchachito en la vía pública. ¿Se da cuenta de la podredumbre del colombiano? Le ofrecen un soborno y ahí mismo lo acepta. Uno nunca puede ni soñar los niveles de depravación a que puede llegar el ser humano y Colombia es el mejor ejemplo.

P) La Virgen de los sicarios, ¿es así como usted ve a Colombia?

FV) ¿Así?, ¿cómo?

P) Como un país donde se mata por matar, de gente inculta, abusiva y peleadora…

FV) No importa cómo lo vea yo, la realidad es que este país es un nido de hampones, los que no atracan asesinan y los que no asesinan atracan desde el Congreso o desde los púlpitos de las iglesias y a la gente decente no le queda a quién atracar porque todo el mundo ya está atracado.

P) ¿Qué le ve de malo a la religión?

FV) La religión es un invento para cagarse en el alma de la gente, adorar estatuas y volver millonarios a los hijueputas curas, mientras que el pueblo le reza a un Dios barrigón en una nube, a su tal hijo que se mandó a crucificar para dárselas de mártir y al tal Espíritu Santo, que a fin de cuentas es una paloma cagona como las de la Plaza de Bolívar. Si Buda, Mahoma y Jesucristo hubieran leído mis novelas habrían cambiado de oficio y se habrían convertido al vallejismo.

P) Hablando de Bolívar, ¿por qué hace que lo cague una paloma en su película La virgen de los sicarios?

FV) Porque Bolívar siempre fue una estatua, nunca hizo nada, cuando le tocó pelear se escapó por un balcón y las estatuas son para que se las caguen las palomas.

P)¿Cree usted que Colombia es un país cagado?

FV) Más que cagado, es un cagadero, lleno de gente perezosa y pobre que quiere vivir de limosna y que lo único que hace es pichar para que haya más pobres.

P) Una pregunta final. ¿Qué opina usted de Pablo Escobar?

FV) ¿El jugador de fútbol?

P) No el capo del narcotráfico que mataron en Medellín.

FV) Ah, ese. Para que vea cómo es este cagadero, después de que lo mataron, miles de sicarios se quedaron sin empleo, lo cual generó más violencia. Es que este país no dejan progresar a nadie porque lo matan o le toca irse a cagarse a otra parte, como me tocó a mí.

FV) Ahora, una pregunta de los oyentes, Arnulfo estas en el aire.

Oyente) No, no estoy en el aire porque los celulares no entran desde los aviones. Estoy en un Trasmilenio.

P) Quiero decir que estás en el programa. ¿Tienes una pregunta para el maestro
Vallejo?

Oyente) Maestro, si un genio le diera un deseo, ¿qué le pediría?

FV) Esa pregunta ya la he contestado como diez mil veces, pero la voy a contestar de nuevo. Le pediría que hiciera a otro Fernando Vallejo, igualito a mí, para tener alguien inteligente con quién hablar, y para amarme plenamente, en toda mi divina extensión.

P) Gracias maestro Vallejo. Arturo, estás en el aire.

Oyente) No solamente en el aire sino bajo un aguacero ni el verraco que no deja ver ni para conversar.

P) Quiero decir que estás en el programa. ¿Tienes una pregunta para el maestro
Vallejo?

Oyente) Maestro Vallejo: Mi casa se está quemando, mi mujer me pone los cachos y mi hijo se niega a ser marica, ¿qué puedo hacer?

FV) Déjeme el número de su celular con la operadora y yo le compongo el problema.

P) Y, esas fueron las palabras de Fernando Vallejo, un escritor irreverente que no tiene pelos en la lengua porque se los afeita con cuchillas Guillette de doble filo, como su propia lengua y de venta en todos los almacenes de confianza. Maestro, muchas gracias por estar en el programa, usted es en verdad un escritor irreverente, lo que Colombia necesita para comprender su propia fealdad. ¿Un mensaje final para nuestros oyentes?

FV) Que recuerden cada día al levantarse la fealdad de país donde viven, que están rodeados de atracadores y no de vecinos, que le están rezando al Dios que no es, que sus madres seguramente si no trabajaron de putas les pusieron los cuernos al marido y que ellos deben ser hijos del lechero, y por qué no, que sigan leyendo mis novelas para que descubran lo desgraciados que son, porque si lo supieran se habrían ido ya a vivir en la ciudad de México donde el aire sí es respirable y esta enfermedad de los pulmones que tengo ya me habría matado de no haberme ido de aquí hace 35 años. Y muchas gracias por invitarme (sonidos de tos) a su programa.